Skip to content →

Programa El Mundo de la Filatelia de Radio Habana Cuba

Antiguamente los correos eran escritos a mano o máquinas mecánicas de escribir, sí en un papel, después se les colocaba dentro de un sobre y uno tenía que ir a la oficina de correos más cercana a comprar su timbre o sello, el costo de esta estampa variaba según la distancia que recorrería nuestra carta.

Descargar audio

A continuación un ejemplo:

Era algo común en las oficinas o casas particulares recibir diariamente correspondencia de parientes o desconocidos queriéndonos vender algo (sí ya existía el SPAM). Estaban y aún permanecen esos otros sobres de “terror con las cuentas por pagar, estos sobres además no traían timbres o estampillas pues era correspondencia pagada con antelación por estas empresas.

El filatelista principiante recolectaba estos sobres e incluso pedía a amigos y familiares que le obsequiaran el sobre, acto seguido colocaba los mismos en un recipiente con agua para que los timbres o sellos se desprendieran, después, los colocaba en un papel absorbente, eso sí boca abajo que sino se volvían a pegar.

Una vez secos comenzaba la inspección de los mismos, a veces con la ayuda de una lupa se apreciaban las imperfecciones y el arte dentro de estos cuadritos de papel. Esta parte del proceso para crear la colección de timbres era muy bonita pues se aprendía mucho, a veces el “motivo” del sello era un personaje relevante de algún país o del mundo simplemente el nombre o las demás decoraciones ya te iba haciendo una idea de qué había hecho este personaje.

En este proceso de inspección también ayudaba a seleccionar, de los timbres repetidos que tenías, con cuál de ellos te ibas a quedar, debías ver que tuviera los dientitos completos, que el “matasellos” (marca realizado con un sello para que no se volviera a usar el mismo) no cubriera todo el timbre, que la impresión del sello fuera clara, entre otras cosas.

Después de estos el paso siguiente era clasificar el timbre que seleccionaste para tu colección: ¿Es de flores?, ¿De aviones?, ¿De tal o cuál país? en este tema tu decidías.

Casi siempre tu colección la tenías en cuadernos o carpetas con aros para poder manipular mejor tu colección (así como los albums fotográficos otra cosa extinta).

Este pasatiempo podía ser realizado por cualquier persona sin importar su edad o condición económica, podías formar tu colección sin gastar ni un peso, aunque también habían aficionados que preferían comprar los timbres nuevos.

La Filatelia aún es una afición realizada por muchas personas y que a pesar de los nuevos medios de comunicación, por increíble que parezca, los servicios postales continúan emitiendo timbres para servicios de correspondencia postal (cartas de papel).

 

La Filatelia como cualquier otra afición al coleccionismo fomenta en quién lo practica ciertas actitudes y costumbres que le ayudarán mucho en otros aspectos de su vida, aquí pongo en una lista algunos de ellos:

  • Observación
  • Investigación
  • Orden
  • Negociación. Muchas veces cambias tus timbres repetidos por otros con otros colegas.
  • Aprecio por el arte y las manifestaciones culturales.

Por otra parte la Radio, tema que ya hemos hablado aquí en Archivosonoro, es una afición casi igual de buena y de extinta como la Filatelia. Poder tener ambas en un programa de radio en onda corta no tiene precio.

Ficha técnica del registro

  • Grabado por: Emilio Ruiz
  • Fecha del registro: 22/09/2013 a las 9:14 a.m.
  • Lugar:
  • Equipo utilizado: Grabado a las 9:14 a.m. o 14:14 hora UTC. en la frecuencia de 15,230 khz con radio Kenwood R-600 y una antena de 5 metros instalada en la azotea.

Secciones: archivos Radio

Comments

Tus comentarios son importantes, comparte el tuyo: