Skip to content →

La supuesta voz de Frida Kahlo

Ilustración: Emilio Ruiz

El pasado 12 de junio en el periódico El País publicó una nota referente a un audio que nuestra honorable Fonoteca Nacional sospecha que pertenece a la artista Frida Kahlo.

Debido al mito creado alrededor del personaje de Frida Kahlo, la noticia tuvo mucha difusión a través de diversos medios y también fue escuchado por varios amigos y conocidos.

Mi curiosidad no es si en realidad es la voz de Frida Kahlo mi curiosidad se centra en cómo perciben mis conocidos y amigos esa voz en relación al personaje. Lo curioso es que la mayoría siente que la voz no pertenece a la artista mexicana.

Construyendo la voz

En las clases que he tenido la oportunidad de impartir acerca de el Sonido, inicio con la siguiente actividad:

Me presento al grupo sin emitir sonido con mi voz, realizo una serie de carteles para conducir un diálogo:

  • “Hola mi nombre es Emilio Ruiz”
  • “¿Qué tal cómo están?”
  • “¿Cómo creen que es mi voz?”
  • “Escucho sus opiniones”

Cuando considero que todos han aportado características de mi propia voz entonces la doy a conocer. Algunos sienten que acertaron otros se decepcionan de mi timbre de voz.

A todos nos ha ocurrido algo parecido en series o películas que hemos visto y nos hemos acostumbrado a escucharlas, ya sea en el idioma original o habladas en español. Después cuando escuchamos la otra versión pensamos que es mejor o peor.

¿Cuántos se decepcionaron al ver cómo eran físicamente alguno de los personajes de la Tremenda Corte de Tres Patines?

Creo que de forma similar ocurren en otras situaciones donde las sensaciones: olfato, tacto o visión, ayudan a nuestra mente a crear opiniones y experiencias.

A veces de forma lamentable nuestras experiencias anteriores están basadas en esterotipos o falsas creencias que terminan por “filtrar” un Sonido.

Así por ejemplo no podemos evitar desunir la música con ciertas características culturales: Música de banda, regetón, música clásica, rock, etcétera.

 

Amo los sonidos tal y como son y no tengo necesidad alguna, de que sean algo más de lo que son.

John Cage

 

En estos años en Archivosonoro hemos escuchado y leído acerca del mundo sonoro y algo hemos aprendido. Uno de estos aprendizajes es amar los sonidos tal y como son, por que a fin de cuentas el Ruido no existe, el Silencio es subjetivo, el Sonido es efímero y la Música es una construcción social.

Escuchar de nuevo

Aprender a escuchar como si recién hubiéramos aterrizado en este planeta, es parte de este entendimiento que también hemos aprendido con Archivosonoro.

Queremos escuchar todos los sonidos posibles, tenerlos en la memoria auditiva, si es posible guardarlos y mucho mejor compartirlos.

En la película El Perfume hay una escena que podría ayudarnos a explicarnos, si cambiamos el olfato por el sonido la intención es la misma:

 

Mi amigo Alberto Chanona me preguntaba: ¿Qué tendrán los registros sonoros que parecen más vivos que las fotos o videos? (sirva esta disertación a modo de amplia respuesta)

Considero que lo que tienen los registros sonoros y cualquier actividad auditiva es incentivar a la imaginación.

Escuchamos alguna vieja grabación de un familiar y no sólo escuchamos la voz sino construimos en la imaginación el momento; hay incluso un cierto grado de sinestesia a veces, cuando volvemos a escuchar esa canción que no nos gustaba pero que era popular en su momento a veces incluso olfateamos el olor de esa época.

Las fotos o videos funcionan de distinta manera, no nos permiten imaginar mucho, casi nunca nos ayudan a  imaginar los sonidos que existían en esa época. Vemos, añoramos y nada más, con el sonido escuchamos y reconstruimos todo en la mente.

Al respecto tengo un escalafón sobre las cualidades creadoras e imaginativas que tienen algunas actividades sensoriales, lo comparto a continuación:

En primer lugar está la palabra

En el pináculo, en lo más alto coloco la actividad de leer. Creo que es uno de los actos más formidables para la acción imaginativa y creadora para la mente. La lectura no sólo hace que construya visualmente una escena, sino incluso puede estimular mi olfato y mi oído. Todo se construye en la imaginación. No hay una herramienta más fantástica y poderosa que la lectura. El artefacto creado para ello: el libro.

Segundo escalafón escuchar

Similar a la palabra (porque aunque leamos en voz baja realizamos el acto de escuchar) comenzamos a crear en la imaginación, utilizando como ladrillos cada sonido que llega a nuestro oído, desde un cuento hasta la noticia de la radio.

Los artefactos creados para esto son la grabadoras y la radio.

La radio para mí es una de las tecnologías más increíbles jamás creadas, podemos enviar el sonido a gran distancia, podemos crear un mundo fantástico con la voz, sonidos, música y silencios.

No nos importa cómo está vestido el locutor o qué corte de pelo tienen, nos interesa el tono y la modulación de su voz.

Realiza el siguiente experimento: Escucha una película. Sí, selecciona una película y reproducela pero no la mires, tapa la pantalla o ponte audífonos y cierra los ojos. Me atrevo a decir que los personajes, ambientes y características físicas de los actores serán mucho más interesantes que cuando vuelvas a reproducir la película ahora sí con imagen y sonido, seguramente te decepcionarás.

Artefactos para el sonido: grabadora y la Radio.

Creo que para un niño no hay nada más fascinante que escuchar un cuento.

Tercer escalafón la visión

La visión, la imagen es un sentido demasiado avasallador en nuestra sociedad, la estética y geometría, las líneas, los videos, las fotografías muchas veces sirven de distractor, de escudo o de carnada.

Ver una foto o un video de hace algunos años nos puede causar nostalgia pero rara vez hace que construyamos en nuestra imaginación los elementos restantes, no hay aromas, ni sabores, tampoco sonidos pues “una imagen vale más que mil palabras”.

Y todo se condensa y sintetiza en observar.

Para que una fotografía cobre vida tenemos que hacer uso de la palabra o el sonido, para que la fotografía sea interesante tenemos que escribir acerca de ella o narrar o contarle a alguien o a nosotros mismos qué hay allí, cuál era el contexto de esa fotografía, sólo así, usando la palabra o el sonido la visión puede volver a vivir.

Los artefactos de la visión son las cámaras, los gráficos, la óptica.

Cuarto y quinto escalafón, olfato y tacto

Estas sensaciones son tan intensas que las consideramos íntimas. Sería rarísimo que me acerque a una persona para olerla, mucho menos tocarla.

Algunos grupos sociales incluso están pensando en que sería mejor dejar de darnos la mano o abrazarnos al vernos.

Sin embargo una persona que ha perdido la visión desarrolla estos sentidos, se vuelen su nueva forma de ver.

Que yo sepa no existe en la actualidad algún artefacto que guarde y reproduzca el olfato o el tacto.

Quizá algún día en el futuro se inventará un artefacto que pueda no sólo guardar la visión y el sonido… sino también el olor y el tacto y podrá reproducirse. ¿Se imaginan? no sólo poder escuchar la voz de Frida Khalo sino sentarse a su lado, percibir su aroma, hacer contacto físico y verla.

Gracias a este reciente hallazgo de la voz de Frida Kahlo, no sólo nos lleva a la reflexión de lo que acontece alrededor de un registro sonoro, sino que además a querer conocer otras voces de personajes importantes, es por ello que los invito a escuchar la voz (verificada al 100 %) de los siguientes personajes:

 

 

Secciones: Blog Resonancia

Para nosotros es importante tu opinión, comparte tu comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.