No tenemos párpados en los oídos. Estamos condenados a oír.
- Murray Schafer